A+ A A-

Un vermú en cada región

Valora este artículo
(1 Voto)

Las modas son así. Alguien comienza a hablar de… y otros rumorean el… y entonces sin saber por qué todos comienzan a hacer lo mismo. ¡Así es! Pero como todo en esta vida, ¡benditas las modas! Sobre todo cuando se trata de codearse con una parte de nuestro recuerdo. Ahora, en este siglo de modernos, lo que se lleva es “el vermú”.

Lo contamos en el número 190 de MiVino-Vinum en noviembre de 2013 y lo retomamos ahora casi dos años después porque cada día -sin exagerar- recibimos una nueva noticia relacionada con este vino especiado que tantas y tantas generaciones ha acompañado nuestras mañanas de codos tranquilos en barra de zinc.

El vermú. Dícese de un trago de pasado incierto elaborado a base de vino y un sinfín de especias que dan forma a un trago amargo en muchas ocasiones y dulce en otras: Ajenjo, angélica, raíz de santo, díctamo, cerezas, limón, naranja…

El vermú. El trago de las recetas secretas. De los misterios de los ensamblajes. El vermú con o sin sifón. Con o sin una gotita de ginebra. Con o sin un twist de limón. Con o sin una rama de canela o una rodaja de naranja. ¡Hay tantos vermús como paladares caprichosos! Así es.

Pero entre tanta imaginación y buen gusto, el boom del vermú está llevando a las mejores bodegas del país a crear su propia referencia, su marca, aroma y sabor de una provincia. Así es, España se destapa en las barras vintage con vermús creados y diseñados en los cuatro puntos cardinales. ¿Echamos un vistazo?

 

La cuna del vermú
Partamos de donde se cree que nació, Cataluña, Reus, capital del vermú. De allí salen no solo muchas de las referencias más famosas que nos encontramos en los mostradores de nuestras tiendas de cabecera, sino que también se embotella para muchos puntos de España de manera anónima. Aunque, y tomando como documentación el librito recién publicado Teoría y práctica del vermú (Josep Sucarrats, Migue Ángel Vaquer y Sergi Martin. Now Books), “el primer vermú español nació en Barcelona. Augustus Perucchi crea una marca con su nombre en la década de 1870. Ciento cincuenta años más tarde, Perucchi tiene su sede en Badalona y sigue siendo una referencia”.

A pesar de esto, nuestra primera parada será en Reus en el lugar donde se elabora un clásico, Miró (www.mirosalvat.com). Y de Reus a El Morell. Allí se encuentran las bodegas de Celler Sort del Castell, donde desde 1884 se elabora el vermú Yzaguirre. Desde luego, si hay un vermú que sabe renovarse, evolucionar y adaptarse a los paladares modernos es éste. De su clásico ha abierto el abanico a reserva con una maduración en barricas de roble de uno y dos años de vida; a rosado y a joyitas de última hornada como el Francisco Simó y Cia. Y de El Morell a Falset, la capital del Priorat, donde la Cooperativa Falset-Marçà (www.etim.es) elabora con la receta original con la que ha preparado los vermús desde 1919 un Vermut Rojo Reserva con Garnacha y Carinyena y un Vermut Blanco con Garnacha Blanca y Macabeo.

Si en Cataluña nace el vermú, en Madrid se afianza con la divertida apuesta de Zarro. Nos están mal acostumbrando a tenerlo en cualquier evento de prestigio con La Vermuneta, una divertida furgoneta que hoy por hoy se ha convertido en la barra más cañí de España. Zarro lleva desde 1968 denominándose “el vermú de Madrid” (www.elvermutdemadrid.com) y así es, un vermú de botella o de grifo cuyo nombre nos conduce precisamente al corazón de la capital. Zarro ofrece tres variedades de vermú: Vermut Blanco, con aromas de cítricos, canela y vainilla; Vermut Rojo, con un sabor intenso y carnoso, y Vermut Reserva, con notas de barrica, uvas pasas y naranja amarga.

Y de Madrid a La Rioja, a la localidad de Haro, para saborear la joyita de Martínez Lacuesta. En la bodega se elabora vermú desde 1937 con un sistema tradicional y artesano a base de extracto de plantas y hierbas naturales maceradas en frío en vino blanco; una vez preparadas se añaden al vino que será la base del vermú junto al azúcar, cítrico, caramelo y alcohol. Lacuesta aparece en las barras españolas en forma de vermú rojo, Reserva en Roble francés (7 meses en barrica), Reserva en Acacia (12 meses de guarda en la madera) y una Edición Limitada, mimada, con 14 meses de crianza en barricas de roble francés.

Dejamos Haro para irnos a Galicia, a la orilla de la ría de Vigo para descubrir el novísimo Sardino: 24 botánicos para un trago de vino que nos regala el puro sabor de la tierra.

Pasamos por tierra castellana y paramos en El Bierzo, en las bodegas Guerra se elabora un vermú con las uvas de la tierra como la Godello o la Mencía de entre 45 y 55 años. Y tras unos kilómetros más llegaremos a Quintana del Pidio (Burgos), donde también se hace honor a una uva, la Tempranillo de la Ribera del Duero de los viñedos con los que la bodega Cillar de Silos elabora su Golfo.

Seguimos nuestra ruta dejándonos guiar por la estela del vermú y así llegamos a Murcia, donde Bodegas Arloren nos trasladan al recuerdo y la nostalgia de los días de sol y playa a través de su Vermouth Verano del 82.

Esta ruta es tan solo el comienzo de un viaje que seguramente en los próximos meses nos llevará a otros muchos lugares de España. No le perdamos la pista al vermú.

Modificado por última vez en
Sara Cucala

Directora de MiVino.

Deja un comentario

Asegúrese de rellenar los campos obligatorios.


El Lechuguero
Pza. del Obispo Soldevilla, 2
Cascante
T.948 850 050
www.ellechuguero.com

 

ver todos

Contactar

Email:
Asunto:
Mensaje
Anti-Spam: ¿Cuál es la capital de España?

OpusWine S.L.
Camino de Húmera, 18-E
Colonia Los Ángeles
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Tel. 915 120 768

Fax. 915 183 783
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Copyright 2017. Es una publicación de OpusWine S.L | Powered by Activa10